Los 12 mensajes más importantes sobre el coronavirus

¿Qué podemos aprender de estos tiempos y cómo seguiremos una vez que la crisis por el coronavirus quede atrás? Ojalá ese día llegue pronto, aunque no sabemos cuándo. Las 12 lecciones más importantes que el coronavirus nos puede enseñar ahora.

Este es mi tercer y probablemente último artículo sobre el coronavirus que anticipa la fase que esperamos que llegue pronto: cuando el virus haya sido vencido y retomemos la vida 'normal' de nuevo. ¿Qué es lo que no debemos olvidar cuando esta crisis acabe? Para aquellos que no han leído mis anteriores artículos espirituales sobre el coronavirus: escribo estos artículos a través de la escritura intuitiva y porque las respuestas a mis preguntas siempre vienen en forma de "nosotros", empecé a llamarlas "mensajes angélicos" pero puedes llamarlas como quieras.

1. Conexión. Este es el momento de reconectar con uno mismo. Sólo cuando te conoces de verdad, puedes conectar con el mundo y la gente que te rodea. Por eso este tiempo es esencial para todos. A menudo, vivimos sin poner atención, simplemente porque os olvidáis de quedaros quietos y recuperar el aliento. Piensa en este tiempo como una oportunidad para reevaluar si estás viviendo desde tu corazón, y si no, ajusta y reconecta con otras personas desde tu nueva conexión con el corazón. Sólo en contacto contigo mismo y con lo que vive en tu corazón puede surgir una verdadera conexión con los demás.

2. Asistencia sanitaria. Este período conducirá a una revalorización de las profesiones infravaloradas como el sector de la asistencia sanitaria. Debido a la tarea casi sobrenatural con la que los profesionales sanitarios ahora tienen que lidiar, se hará evidente cuán esencial es el trabajo que hacen estos ángeles en la tierra. No todos los profesionales sanitarios sobrevivirán, pero saben que su misión es tan grande que después de su muerte continuarán su misión invariablemente, pero de otra forma, aunque sea difícil de imaginar. Después de una breve recuperación a ese lado (llamado por vosotros "el más allá"), los asistentes sanitarios se sentirán inspirados de nuevo para escuchar su vocación porque aquí también hay trabajo importante que hacer para aquellos que les gusta cuidar a los que más lo necesiten. Qué sepáis que recibiremos a los profesionales sanitarios que hayan pasado al otro lado con tanto cuidado como lo han hecho durante sus vidas, y que cualquiera que deje la tierra de esta manera fallecerá sabiendo que ha hecho lo correcto y que ha cumplido con su misión en la tierra. 

3. La naturaleza. Este tiempo también es para aprender de nuevo a entender el lenguaje de la naturaleza. Los animales sienten cuando se acerca una catástrofe natural, pero muchas personas han perdido este contacto con su intuición. Las muchas tormentas e incendios que se produjeron en todo el planeta antes del brote del virus fueron un anuncio de la fase en la que se encuentra ahora mismo, y si se hubieran tomado medidas de inmediato y a gran escala, toda esta situación podría haberse evitado. Vuestra tarea será prevenir que la economía, la educación y la división del trabajo funcione de nuevo como antes, y buscar juntos un nuevo equilibrio en el que haya más espacio para el descanso, la reflexión y el ritmo de la naturaleza. Tenéis que actuar juntos para convencer a vuestros gobiernos a que den prioridad al clima y a que escuchen muy atentamente a los expertos en medio ambiente y clima que se dedican profesionalmente a escuchar y comprender a la naturaleza. La investigación científica y las predicciones concretas son las que convencerán a vuestros gobiernos de cambiar el rumbo en lugar de volver a la sociedad de antes. Si realmente vives al ritmo de la naturaleza, el pronóstico del tiempo se convertirá en una cosa del pasado porque os daréis cuenta de que vosotros mismos estáis causando los diferentes tipos de clima. Un clima sano, agradable y suave donde los virus no prosperan en absoluto podría prevalecer en toda la tierra. Podéis tener esto en cuenta como una imagen al tomar medidas para la preservación de vuestro planeta, porque este equilibrio es ciertamente posible para la Tierra, siempre y cuando suficientes personas se esfuercen por conseguirlo con total convicción. Es importante tener en cuenta esta imagen en vez de tomar acción contra lo que no se quiere. No pintéis carteles con textos sobre la destrucción, sino dibujad una tierra verde y un cielo azul con animales y pájaros, y usad palabras como "puro", "equilibrio" y "aliento" en vuestros eslóganes, para llegar más rápido a donde queréis ir. Esta diferencia de matices es muy importante.

4. Mortalidad. Una de las cosas que hace el virus es haceros conscientes de vuestra mortalidad. Este es un proceso doloroso para muchos, y desde vuestra perspectiva es triste que venga con la pérdida, pero que sepáis que aquellos que quedan atrás por la muerte de vuestros seres queridos seréis invitados a vivir verdaderamente. Así, los que hayan fallecido insuflarán, por así decirlo, nueva vida a los vivos. Hemos destacado antes lo importante que es darse cuenta de que sois mortales, porque los que son conscientes de la corta vida de todo, actúan más conscientemente y viven más desde el corazón. No tengáis miedo a la muerte, porque la muerte es sólo una transición a otra forma de conciencia, pero usad el tiempo en la tierra de manera significativa, porque sólo aquí podéis dar ciertos pasos juntos que son de valor para todos.

5. Emprender desde el corazón. Ya lo dijimos antes: lo que se emprende desde las intenciones puras permanecerá en este tiempo. Hay diferentes grados de pureza. Querer proveer comida para tu familia puede ser una intención pura, pero lo más bonito es cuando ayudas a otros con algo que te da más alegría. Puede ser que tus intenciones solían ser puras a una escala más pequeña, y esta vez el universo exige que lleves tus intenciones a un nivel más alto. Puede que te cueste un poco acostumbrarte y que requiere un poco de ajuste, pero sigue siempre el camino de tu corazón a pequeños pasos haciendo lo que te hace feliz y di no a todo lo que no hace dar un salto a tu corazón, entonces paso a paso llegarás a tu misión del alma de la cual creas sin esfuerzo un mundo más hermoso y abundancia en tu propia vida. 

6. El miedo y la pena se transforman. Hay un regalo escondido en cada emoción que llamas negativa. Detrás del miedo reside tu mayor fuerza, detrás de la pena reside la alegría por lo que alguna vez hubo, detrás de la ira reside la pena detrás de la cual reside a su vez la alegría, detrás de los celos reside el anhelo del corazón, detrás del odio reside el anhelo al amor. Al final, todas las emociones te llevan, con un desvío, al amor. También en este tiempo muchos regalos se encuentran escondidos y el arte es quedarse con tus emociones y pelarlas capa por capa hasta que el regalo detrás de la emoción se haga visible. Recuerda: no hay ninguna pérdida real. El alma es eterna y nada se pierde, sólo hay un cambio de forma, un cambio de energía. El amor nunca se pierde y trasciende el tiempo, el espacio y la muerte, y tus seres queridos fallecidos están cerca cuando los necesitas. En particular, este tiempo te ofrece la oportunidad de superar tu miedo a la muerte y transformarlo en la invitación a vivir plenamente y con confianza. Trata de mantenerte alejado de las noticias y date cuenta de que nunca sabes lo que te traerá el día siguiente.

7. Energía femenina. Esta vez llegan a la tierra poderosas energías que invitan a las mujeres a vivir su potencial plenamente. Es evidente que las estructuras más masculinas ya no funcionan plenamente porque el elemento femenino siempre estuvo parcialmente ausente, de modo que no había equilibrio. Mujeres, este es vuestro momento para atreveros a florecer plenamente, dejar que vuestra intuición hable y tomar la iniciativa en la canalización de la energía femenina de la tierra, junto con los hombres que han equilibrado sus energías masculinas y femeninas. Si los hombres y las mujeres realmente empiezan a trabajar juntos en armonía, con espacio para la singularidad del otro, se creará un amor sin precedentes que no ha ocurrido en vuestro planeta en miles de años. Descubrimientos de civilizaciones que sí conocieron esta armonía podrán contribuir a este proceso de unificación y de plena cooperación en los próximos años.

8. La educación en casa. A través de la educación en casa muchos niños florecerán de forma relajada y dolencias como el eccema, tics o dolores abdominales disminuirán o incluso desaparecerán. Los niños dormirán mejor y más profundamente y, sobre todo si están bien protegidos del miedo colectivo que rodea al virus, causarán una impresión feliz y llegarán a tener una visión clara. También hay niños que han tenido menos suerte en casa, pero estas situaciones ahora salen a la luz más rápidamente. Valdría la pena preguntarles a los niños sobre su visión acerca de esta crisis, porque sus respuestas serán de gran valor. Intenta encontrar una manera de hacer que la educación en el hogar o la educación más libre (también) forme parte de su sistema educativo a partir de ahora, porque los niños podrán crecer de manera relajada para las importantes tareas que les esperan como adultos. Esto requerirá características diferentes a las que se han estimulado en su educación hasta ahora.

9. El papel de los padres. Los padres tienen la oportunidad de alcanzar su potencial plenamente mientras enfrentan el desafío de combinar el trabajo y la paternidad. Ahora que la constante carga de trabajo de muchos padres se equilibra finalmente con sus otras importantes tareas, no sólo rendirán mejor como padres, sino también como empleados. Quedará claro que se puede lograr más en menos horas si se permite a los padres -y también a los hombres sin hijos- trabajar a su propio ritmo, y se les permite alternar el trabajo sentado con el movimiento u otras tareas, lo que les facilita hacer conexiones y llegar a percepciones más rápidas y profundas.

10. Gratitud. Una vez que se haya vencido este virus, un gran sentido de gratitud prevalecerá en muchas personas. Las cosas que al principio se consideraban normales o incluso molestas se verán bajo una nueva luz, y nunca más esperar en una cola frente a una caja registradora se sentirá como una pérdida de tiempo, sabiendo que es una bendición que puedas comprar tu comida libremente y estar entre tus semejantes con quienes puedes intercambiar una palabra amable o una sonrisa. En lugar de la demora, este tipo de "tiempo de espera" se convierte en un ejercicio de gratitud y presencia. 

11. Viviendo lentamente. Vivir ahora es algo que para mucha gente era todavía un concepto abstracto, pero debido a la gran incertidumbre que ahora prevalecerá en el mundo durante mucho tiempo, muchos de vosotros llegaréis a dominar el arte de vivir amorosamente a pequeña escala. El amor por la pequeña felicidad y la comprensión de que la vida no tiene que ser necesariamente grande y convincente cuando estás rodeado de tus seres queridos se convertirá en algo común. Algunos descubrirán que antes no eran felices en absoluto y dejarán el trabajo, las relaciones o el entorno de vida antes de encontrar esta paz y tranquilidad, pero, en cualquier caso, la vida acelerada como tendencia se hará menos popular y la vida tranquila en compañía de vuestros seres queridos, sin tener que abandonar constantemente el lugar donde te encuentras en ese momento, la nueva tendencia.

12. Colaboración. La colaboración es la palabra clave en esta época de crisis y en los años que vienen. Especialmente, la colaboración entre la medicina tradicional y lo que se llama medicina alternativa, porque todavía se puede ganar mucho si se combinan las dos. Pero también la colaboración dentro de la comunidad, entre vecinos, conocidos y amigos para crear juntos una sociedad más amorosa. Y finalmente, la más importante: la colaboración entre tú y la naturaleza, y por lo tanto también entre tú y nosotros, los seres de luz que te ayudan a tí y a la tierra en vuestro camino hacia el equilibrio. Llámanos como quieras, pero si tienes dudas sobre nuestra existencia, simplemente pide una señal, como una pluma, un arco iris, un animal, fuegos artificiales o una canción, y te la daremos cuando menos te lo esperas, y en ese momento sabrás en tu corazón que el mensaje vino de nosotros. Que sepáis que siempre estamos cerca de vosotros, a menos de dos brazos de distancia, y que os abrazaremos con amor si os sentís solos en este momento. Te amamos y te damos suaves empujones hacia tu misión del alma, siempre y cuando suficientes personas trabajen juntas para curar no sólo este virus, sino la tierra y la humanidad en su conjunto. Amaos y no olvidéis sonreíros, porque estáis hechos del mismo polvo de estrellas.

Comparte con tus amigos